Una vasija tapada por un cráneo desvela un lugar neolítico mágico con posibles prácticas caníbales en una cueva de Cádiz

El hallazgo de la bóveda de un cráneo humano, con marcas de cortes intencionados, utilizado como tapa de una vasija de cerámica vacía y ocultada con piedras que sustentan una roca de mayores dimensiones, ha permitido desvelar y reconstruir un capítulo extraordinario de la historia de nuestros ancestros hace 7.000 años. Ha sido en el yacimiento de la Cueva de la Dehesilla, en la sierra de Cádiz, donde el equipo del arqueólogo Daniel García Rivero, de la Universidad de Sevilla, trabaja desde hace seis años. El descubrimiento arroja luz sobre la oscura cultura del Neolítico Antiguo en la península Ibérica y permite deducir que se han hallado los restos de un lugar ritual único y excepcional contra fuerzas malignas que pudo incluir prácticas caníbales.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción