Un fármaco les quita el miedo a los machos y aterroriza a las hembras

Un día de 2019, en Suráfrica, un enorme elefante se lanzó contra un grupo de turistas atemorizados. Uno de ellos era el psicólogo Raül Andero. “Me quedé completamente petrificado”, recuerda. Esa reacción de congelación ante el peligro es casi universal en los mamíferos. En su laboratorio de la Universidad Autónoma de Barcelona estudia el efecto del miedo en la memoria usando ratones a los que somete a pitidos agudos y pequeñas descargas eléctricas. Cuanto más tiempo pasan paralizados los animales al escuchar el pitido, más vivo es el recuerdo del trauma pasado. El objetivo final de Andero es lograr modular la memoria de los ratones para que el miedo no les paralice. Es el primer paso para conseguir lo mismo en personas que sufren ansiedad, traumas después de una agresión o un accidente y fobias que les impiden vivir con normalidad.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción