Tony Bennett, 95 años, enfermo de alzhéimer y leyenda viva de la interpretación musical estadounidense, fue capaz de reconocer y pronunciar inmediatamente en voz alta el nombre de Lady Gaga al aparecer esta esplendorosamente ante una apasionada audiencia de miles de personas en el escenario del grandioso Radio City Music Hall de Nueva York. En el mismo evento, Tony recordó sin problemas e interpretó con la diva las canciones que le hicieron famoso en su larga carrera musical. Sin embargo, al día siguiente, sentado en un banco de Central Park con su esposa Susan que le interrogaba, el cantante fue incapaz de recordar nada del que quizá había sido, tan solo unas horas antes, el último concierto de su vida.

Seguir leyendo

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *