No pocas veces las decisiones políticas chocan con los estudios científicos y la agricultura es un campo de batalla habitual. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) ha considerado “justificado” el uso de emergencia en 11 Estados de insecticidas con neonicotinoides en la remolacha azucarera durante 2020 y este pasado año. Sin embargo, varias investigaciones recientes alertan de que estos productos, que son los más utilizados en EE UU, no solo contaminan el suelo y los acuíferos, sino que también, además de matar a las abejas, envenenan al resto de insectos beneficiosos para la polinización y el control de plagas así como el alimento de estos.

Seguir leyendo

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *