“No queremos que los embriones con mezcla de humanos y animales se parezcan a un ser humano”

Quién se iba a imaginar que unos científicos anunciarían un día la creación de un embrión con mezcla de mono y humano y la noticia pasaría desapercibida. Ocurrió horas antes de la última Nochevieja. El equipo de los franceses Pierre Savatier e Irène Aksoy publicó la generación de estas “quimeras” —llamadas así por los monstruos con cabeza de león, tripa de cabra y cola de dragón de la mitología griega— y básicamente no se enteró nadie fuera de su gremio. Tres meses y medio después, el grupo del científico español Juan Carlos Izpisua, del Instituto Salk (EE UU), publicó los resultados de unos experimentos similares en China, con la creación de 132 embriones con células de mono y humano, y este avance —ya adelantado por EL PAÍS en 2019— sí apareció en la prensa de medio mundo.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción