Los experimentos para entender la formación del universo estaban equivocados

Si una persona coge un bolígrafo y dibuja en la palma de su mano un cuadrado de un centímetro de lado, esa pequeña superficie será inmediatamente atravesada por unos 65.000 millones de neutrinos procedentes de las reacciones nucleares del Sol. Y cada segundo pasarán otros 65.000 millones. Los neutrinos son, junto a los fotones de la luz, las partículas elementales más abundantes del universo. Y, sin embargo, son escurridizas, extremadamente difíciles de detectar, al carecer de carga eléctrica y tener una masa casi nula, millones de veces inferior a la del electrón. La comunidad científica está construyendo máquinas de cientos de millones de euros, como el futuro detector japonés Hiper-Kamiokande, para intentar cazar neutrinos y medir con precisión sus propiedades. Los investigadores creen que estas partículas fantasmagóricas esconden algunos de los mayores secretos sobre el universo. Un equipo internacional de investigadores revela este miércoles una desagradable sorpresa: los simuladores utilizados hasta ahora están plagados de errores. Hay que afinarlos para entender por qué existimos.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción