Las pistas del ADN del virus del Nilo de 2020 pueden ayudar a su erradicación

El brote del virus del Nilo Occidental que el año pasado se cobró la vida de ocho personas (todas en Andalucía) y afectó a otras 71 sorprendió a los epidemiólogos por lo inesperado y por su virulencia. El primer estudio genético de esas cepas, liderado por investigadores y científicos andaluces, puede ayudar a determinar no solo su origen, sino su potencial agresividad y lo que es más importante, si puede considerarse una variante endémica de la cuenca del Guadalquivir o si procede del exterior, una evidencia esencial de cara a actuar sobre su erradicación o anticiparse a su aparición.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción