Las mareas y los días de sol eterno

Cuando los tres tripulantes de la nave espacial Endurance llegan a Miller, el primer planeta que orbita el agujero negro llamado Gargantúa, se encuentran un planeta cubierto de agua con un paisaje de montañas al fondo. Ya es demasiado tarde cuando se percatan de que no son montañas, son olas, y una gigante les hará perder un tiempo muy valioso. Estamos en la película Interstellar de Christopher Nolan y los protagonistas han sufrido el efecto de las brutales fuerzas de marea que unos guionistas bien asesorados imaginaron para ese mundo.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción