Las hienas de clase alta heredan los contactos sociales para vivir más y mantener el ‘statu quo’ de la manada

Heredar el rango social no es algo extraño en la naturaleza, desde luego no entre humanos. Y también es frecuente que la descendencia herede las relaciones sociales de sus progenitores, como sucede con elefantes africanos y macacos. Incluidas las hienas, que tienen unas estructuras sociales muy parecidas a estos monos. Un estudio publicado hoy ha analizado medio millón de interacciones entre hienas a lo largo de 27 años de observaciones científicas para llegar a esta conclusión: las crías de hiena mantienen los contactos sociales de sus madres, sobre todo las de alto rango dentro del grupo. Un fenómeno que tiene importantes implicaciones para la vida de estos animales.

Seguir leyendo

¿Clase baja, más relaciones?

Para Davidian, investigadora del Proyecto Hiena del Ngorongoro, este estudio aporta conocimientos muy interesantes: “Al analizar la estructura de las sociedades animales y los determinantes de las desigualdades sociales, pueden ayudarnos a comprender mejor cómo funcionan las sociedades de mamíferos, ya sea la de las hienas o la nuestra”. Pero a Davidian no le convence tanto otro de los resultados del estudio: que las hienas de bajo rango, debido a su frágil situación, se relacionan más profundamente y con más sujetos distintos para compensar. “Las hienas de bajo rango enfrentan mayores limitaciones sociales, fisiológicas y nutricionales que pueden afectar sus actividades, pero no se puede concluir que compensan aumentando su inversión en socialización”, afirma Davidian.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción