Las ‘apps’ nutricionales o cómo comer bien no debería depender de uno mismo

Yago lleva más de media hora perdido entre los pasillos del supermercado. Hace una semana ya habría terminado de hacer la compra, pero ahora escanea el código de barras de cada producto antes de decidir si meterlo en la cesta (o no). Algo distinto es que pueda entender, o interpretar, lo que lee en la pantalla de su móvil: ¿qué implican las cantidades señaladas por la app de grasas saturadas, azúcares, sal, u aditivos varios?

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción