Ladrones de cadáveres

A principios del siglo XIX, en Inglaterra, la escasez de cadáveres para ser utilizados en las escuelas de medicina trajo consigo el profanamiento de tumbas. De esta manera, surgiría un nuevo oficio. A los que se dedicaban a tan siniestra labor se les denominó “resucitadores”.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción