La vida solo existe de este lado del espejo

Basándose en la observación de 124 besos que tuvieron como escenario lugares públicos como parques y estaciones de tren en EE UU, Alemania y Turquía, el neurocientífico Onur Güntürkün determinó en 2003 que los humanos besamos girando la cabeza hacia la derecha. Este tipo de comportamiento se denomina asimetría conductual y se observa ya en las últimas semanas de gestación humana. La naturaleza, el mundo microscópico y la física están plagados de ejemplos que muestran este tipo de predilecciones. Una de las más fascinantes es la preferencia que tienen las moléculas de la vida por un tipo de moléculas llamadas quirales y en particular por aquellas que tienen una cierta simetría.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción