La razón cósmica de Antonio Escohotado

Bien sabía que contemplar la muerte sin serenidad es lo más parecido a sabotear la vida. Por eso se fue a vivir los últimos meses a Ibiza, donde estuvo preparándose para entregar su figura al recuerdo, por decirlo con las mismas palabras que utilizó en su día para realizar la introducción a los Principia de Newton; uno de sus textos más bellos y didácticos publicado a principios de los años ochenta. No fue el único.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción