(CNN) — Algunas de las misiones espaciales más emocionantes están listas para comenzar en 2022.

Este año se esperan las primeras imágenes y resultados científicos del recién lanzado telescopio espacial James Webb; se lanzará una nueva misión para estudiar un mundo inexplorado y se verá cómo una nave espacial de la NASA se estrella deliberadamente contra la luna de un asteroide.

La gran cantidad de misiones espaciales lanzadas en 2021 garantiza un año lleno de nuevos descubrimientos en todo el sistema solar… y más allá.

Cómo es aterrizar en Marte y otros descubrimientos espaciales en 2021

Varios países están planeando que 2022 sea el año en que envíen exploradores robóticos a la Luna, al tiempo que planifican el regreso de los humanos a la superficie lunar en el futuro.

Esto es lo que podemos esperar de nuestra exploración del espacio en 2022:

Exploración de Marte

Marte se llevó nuestra atención en 2021, con tres misiones de distintos países que llegaron al planeta rojo a principios de año, y el interés por planeta no hace más que aumentar.

Prepárate para nuevos e inspiradores vuelos del helicóptero Ingenuity de la NASA, que sigue funcionando con fuerza más allá de su vida útil prevista, y el comienzo de la investigación del rover Perseverance sobre los intrigantes restos de un antiguo delta fluvial en Marte a partir del verano. Las muestras recogidas allí podrían revelar si hay moléculas orgánicas asociadas a signos de vida, o incluso microfósiles, en Marte.

Otro explorador robótico también aterrizará en el planeta rojo. El primer rover planetario de Europa está listo para su lanzamiento.

Se espera que el rover ExoMars Rosalind Franklin, una empresa conjunta de la Agencia Espacial Europea y la agencia espacial rusa Roscosmos, despegue en septiembre. Inicialmente estaba previsto que se lanzara en julio de 2020, pero las agencias citaron la preocupación por el coronavirus y la preparación de los componentes de la nave espacial como obstáculos para su lanzamiento.

El programa más amplio de ExoMars incluye el Orbitador de Gases Traza, que fue lanzado a Marte en 2016 y ha estado enviando datos científicos. El Orbitador de Gases Traza también transmitirá la información recopilada por el rover después de que aterrice en Marte.

Una vez que el rover ExoMars se lance en septiembre desde Baikonur, Kazajstán, pasará nueve meses navegando por el espacio antes de llegar a Marte el 10 de junio de 2023. El rover aterrizará en Oxia Planum, una zona al norte del ecuador marciano. Oxia Planum es una zona que contiene capas de minerales ricos en arcilla que se formaron en condiciones de humedad hace 4.000 millones de años.

La misión tiene como objetivo buscar vida en Marte e investigar su pasado hídrico. El rover tiene la capacidad de perforar bajo la superficie de Marte hasta una profundidad de 2 metros, donde los científicos esperan encontrar signos de vida.

A través del sistema solar

Prepárate para más imágenes impresionantes de la misión Juno de la NASA, que ha estado orbitando Júpiter desde 2016. Durante su misión ampliada, la nave se está moviendo para observar algunas de las 79 lunas de Júpiter. En septiembre hará un barrido cercano por una de sus lunas más fascinante: Europa.

Europa intriga a los científicos porque bajo su caparazón de hielo se encuentra un océano global que podría albergar vida. De vez en cuando, salen columnas de los agujeros del hielo hacia el espacio. Juno podría observar esas columnas en acción.

Vapor de agua hallado en la luna helada de Júpiter, Europa, revela un misterio

En junio y julio se esperan las primeras imágenes y datos científicos del telescopio espacial James Webb. El telescopio se encuentra en la búsqueda de las atmósferas de los exoplanetas y de una mirada más profunda que nunca al universo.

La NASA lanzará la nave espacial Psyche en agosto, enviándola en un viaje de cuatro años a un mundo inexplorado con forma de papa que se encuentra en el cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter. La misión estudiará un asteroide rico en metales que solo aparece como una mancha borrosa para los telescopios terrestres y espaciales.

El inusual objeto podría ser un núcleo metálico sobrante de un planeta o un trozo de material primordial que nunca se fundió, según la NASA. Psyche podría ayudar a los astrónomos a conocer mejor la formación de nuestro sistema solar.

En septiembre, prepárate para otra primicia cuando la NASA estrelle deliberadamente la nave espacial DART contra la luna de un asteroide para alterar el movimiento de un asteroide cercano a la Tierra.

La Prueba de Redireccionamiento de Asteroides Binarios (DART, por sus siglas en inglés) tendrá como objetivo Dimorphos, una pequeña luna que orbita Didymos, un asteroide cercano a la Tierra. Será la primera demostración a gran escala de la agencia de este tipo de tecnología en nombre de la defensa planetaria. Aunque este asteroide y su luna no suponen ninguna amenaza para la Tierra, es una buena forma de probar la tecnología de desviación de asteroides.

La colisión será grabada por LICIACube, o Light Italian Cubesat for Imaging of Asteroids, un satélite cúbico complementario proporcionado por la Agencia Espacial Italiana. Tres minutos después del impacto, el CubeSat volará junto a Dimorphos para captar imágenes y video.

El video del impacto se transmitirá a la Tierra, lo que debería ser “bastante emocionante”, dijo Elena Adams, ingeniera de sistemas de la misión DART en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins.

Primeras fotos de la misión DART que chocará contra asteroide 1:00Con la mirada puesta en la Luna

Todo el mundo quiere enviar robots a la Luna en 2022.

La Organización India de Investigación Espacial (ISRO, por sus siglas en inglés) enviará su nave Chandrayaan-3 en una misión lunar en 2022.

La primera misión Chandrayaan se lanzó en octubre de 2008 como la primera nave lunar sin tripulación de la India. El orbitador “desempeñó un papel crucial en el descubrimiento de moléculas de agua” en la Luna, según la NASA. Aunque se quedó en silencio en 2009, la NASA pudo detectar la ubicación de la nave en 2017.

En 2019, la ISRO intentó aterrizar Chandrayaan-2 cerca del polo sur lunar, pero se estrelló poco después de que los equipos perdieran el contacto con el módulo de alunizaje. La NASA encontró más tarde el lugar del impacto y el campo de escombros creado por el choque.

Sin embargo, el orbitador de esa misión ha permanecido a salvo mientras sigue rodeando la Luna, y se utilizará como transmisor de comunicaciones para Chandrayaan-3. La misión incluirá un módulo de alunizaje y un rover similares a los de Chandrayaan-2.

Se espera que la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón lance la misión SLIM (Smart Lander for Investigating Moon) en 2022.

La pequeña nave espacial se utilizará para demostrar técnicas de aterrizaje lunar precisas que sirvan de base para futuras misiones de exploración de la Luna, según la agencia. También devolverá a la Tierra una muestra lunar.

Rusia también sigue adelante con su misión Luna-25 en 2022, que será la primera misión lunar rusa desde 1976. Aterrizará cerca del polo sur de la Luna, en el cráter Boguslavsky, y llevará instrumentos científicos y cámaras para estudiar su entorno.

Preparación para los vuelos espaciales tripulados

En 2022, China dará los últimos retoques a su estación espacial, y las tripulaciones de la NASA y Roscosmos seguirán yendo y viniendo de la Estación Espacial Internacional. La Agencia Espacial Europea también anunciará a su nueva clase de astronautas en noviembre.

La India se prepara para lanzar al espacio a los primeros astronautas del país en 2023, por lo que este año la Organización India de Investigación Espacial lanzará las dos primeras misiones Gaganyaan sin tripulación para probar las capacidades del vehículo.

Mientras tanto, se espera que 2022 sea una prueba de esfuerzo para el programa Artemis de la NASA, que hará aterrizar a la primera mujer y a la primera persona de color en la Luna en 2025.

Así se desarrollaría la misión espacial Artemisa en la Luna 0:38

En enero, la nave y el cohete apilados se someterán a la prueba final, denominada ensayo general, que incluye la realización de todas las operaciones de carga de propulsor en los tanques de combustible y la cuenta atrás para el lanzamiento: básicamente, todo lo necesario para un lanzamiento, sin llegar a hacerlo.

El lanzamiento de Artemis I, una misión sin tripulación que constituye el primer paso del ambicioso programa, despegará probablemente en marzo o abril.

Durante el vuelo, la nave espacial Orión se lanzará sobre el cohete SLS para llegar a la Luna y viajar miles de kilómetros más allá de ella, más de lo que cualquier nave espacial destinada a transportar seres humanos ha viajado nunca. Se espera que esta misión dure unas semanas y termine con el descenso de Orión en el océano Pacífico.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *