La empresa Space X de Elon Musk coge impulso para lanzar su supercohete ante los fallos y limitaciones de otros proyectos

Mientras Blue Origin y Virgin Galactic se felicitan por el éxito de sus primeros vuelos turísticos hasta la puerta del espacio, otros dos participantes en la carrera siguen adelante con resultados dispares. Uno es Boeing, que se ha visto obligado a cancelar de forma indefinida el lanzamiento de su cápsula Starliner. Debía haber despegado en pasado martes, luego, el miércoles y, por fin, fue retirada y enviada de nuevo al hangar de mantenimiento para reparar unos problemas descubiertos en el último minuto.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción