Hallada la tumba más antigua de África, con los restos de un niño fallecido hace 78.000 años

María Martinón se subió a un tren regional en Alemania y se sentó con una caja sobre sus rodillas, sin saber que dentro había un niño muerto. Era el 15 de marzo de 2018. Martinón había recogido el paquete en un centro científico alemán e iba camino de Burgos, al Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, del que es directora. La experta solo sabía que llevaba encima un bloque de tierra de Kenia, del que asomaban dos dientes que no parecían de mono. Tras tres años de investigación, el contenido de aquella caja se revela hoy al mundo en la portada de la revista Nature, el templo de la ciencia mundial: eran los restos de un niño fallecido y enterrado con mimo hace unos 78.000 años. Es la tumba conocida más antigua de África y una de las pruebas más impactantes de uno de los comportamientos más específicamente humanos: el cuidado de los muertos.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción