Guillermo López Lluch, cordobés de 52 años, es catedrático del área de Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla e investigador asociado del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo tras haberse formado en España y en el Departamento de Medicina Molecular (Rayne Institute) del University College of London. Afirma que un científico nunca descansa y la pandemia le ha dado una razón más para estar permanentemente mirando al coronavirus causante de la covid con el fin de desentrañarlo. Cree que la variante ómicron era previsible y que la alarma generada es desproporcionada. Asegura que “hay que pasar a un estado de vigilancia más que a un estado de histeria” y advierte de que ni al virus le interesa acabar con el huésped que ha encontrado en las personas ni el cuerpo está indefenso. Desde el comienzo de la pandemia no ha parado de comunicar, informar e investigar para poner al coronavirus en su lugar en el ámbito de la biología.

Seguir leyendo

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *