Las cifras de ventas del coche eléctrico siguen dejando clara la desigualdad existente entre España y Europa. En el Viejo Continente, el eléctrico ha superado por primera vez el millón de unidades vendidas y, lo más importante, su cuota de mercado ha crecido hasta el 11,4%. En España, sin embargo, las matriculaciones de eléctricos han crecido en un 32,14% y, pese a todo, su cuota de mercado apenas representa el 2,76%, muy cerca del 2,11% de 2020. Los fabricantes achacan estos datos a una infraestructura insuficiente. El último en confirmarlo ha sido Wayne Griffiths, presidente de Seat.


En Anfac, donde también es presidente Griffiths desde este mes de enero, aseguran que serían necesarios contar con 28.000 enchufes públicos actualmente para cumplir las promesas hechas a futuro. Estas cifras están muy lejos de los 12.702 puntos de recarga públicos que recoge la propia asociación en su último recuento.

Con estos datos, Griffiths asegura que no se podrán cumplir los planes que el Grupo Volkswagen tiene para su planta de Martorell. El objetivo es fabricar 500.000 automóviles eléctricos cada año en 2030 pero, sin la penetración suficiente en el mercado nacional, el CEO de Seat asegura que es imposible alcanzar estas cifras.

Más cargadores y mucho más rápidos

Las palabras de Griffiths señalan el gran lunar del coche eléctrico en nuestro país: no tiene una presencia notoria en el mercado. Si a los eléctricos se les suman los híbridos enchufables, coches “cero emisiones” y que también necesitan de un enchufe para sacar lo mejor de sí mismos, la cuota de mercado quedaría en un 7,8%, lejos del 10 por ciento de media europea y que según Seat es necesario para garantizar una fabricación segura en la fábrica de Martorell.

Y para alcanzar estas cifras, Anfac apunta a un problema muy claro: la infraestructura es insuficiente y está mal repartida. A mediados de 2021, España tenía 245 puntos de recarga públicos por cada millón de habitantes. Lejos de las cifras de Alemania (567 puntos), Francia (686 puntos) y de la media Europea (573 puntos). Las comparaciones con Países Bajos (4.760 puntos) o Noruega (3.588 puntos) caen por su propio peso.

Pero hay otro problema endémico en nuestro país que, recordemos, quiere tener listos entre 80.000 y 110.000 enchufes públicos a finales de 2023, según los planes del Gobierno. El 83% de los enchufes actuales son de carga lenta, inferiores a 22 kWh, lo que suponen cargas de más de tres horas en la mayoría de vehículos eléctricos en el mercado.

El número de puntos de recarga superiores a 250 kWh en los principales corredores, claves a la hora de implantar el vehículo eléctrico y garantizar la comodidad durante los viajes, demuestran que falta una importante inversión. Por ejemplo, 600 kilómetros sin este tipo de enchufes separan Madrid y La Coruña por la A-6. En todo el recorrido de la A-66 sólo encontramos seis enchufes que soporten los 250 kWh y multitud de provincias carecen de este recurso.

Foto | Kindel Media y Anfac


La noticia

España necesita 16.000 enchufes más para que el coche eléctrico sea una opción viable: actualmente hay apenas 12.700

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *