Se sabe que las fluctuaciones de los niveles de contaminación atmosférica y los cambios en las condiciones meteorológicas influyen en la salud. El aumento de la contaminación atmosférica, por ejemplo, puede agravar las afecciones cardíacas y respiratorias.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *