Charles Howard Hinton, el gran desconocido

Imaginemos, por un momento, que somos peces y que vivimos en un estanque. De ser así, nuestro mundo se vería reducido a las aguas y a las materias que flotan en su superficie, es decir, a todo lo que hay sobre nosotros, ya sea una botella de plástico, la base de un bote salvavidas o un simple nenúfar.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción