Atmósferas planetarias: buscando la luz de la vida con ayuda de Penélope

Imaginemos por un momento a una Penélope que, cansada de esperar a Ulises haciendo y deshaciendo calceta para el sudario de su suegro, decide hacer algo más productivo con su vida y se aventura en el sector de la aeronáutica espacial. Como ser inteligente que es, razona que si su marido estuviese en este planeta ya habría regresado, así que se construye un cohete y les dice a los mismos que tenía entretenidos con el tapete que es para ir en búsqueda de Ulises al espacio exterior. Lo monta rápido, al fin y al cabo es bastante más entretenido que hacer ganchillo, y se pone rumbo a las estrellas. Y, si Homero se pudo permitir centauros, cíclopes, sirenas y conversaciones con los muertos en su Odisea, me puedo permitir yo, simple mortal, trasvases de conocimiento científico al pasado, así que mi Penélope además de ir equipada cerebralmente con los últimos avances de astrofísica terrestre, ha sido informada de los planes de las grandes agencias espaciales de la Tierra, misiones que espera complementar con su viaje de investigación galáctico.

Seguir leyendo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Promoción