Una herramienta de perforación construida por la Agencia Espacial Europea abrirá un contenedor de suelo lunar de la Apolo 17 que no ha sido tocado durante casi 50 años. La apertura permitirá la extracción de preciosos gases lunares que pueden haberse conservado en la muestra y permitirían descifrar a qué huele la Luna, además de ayudar a comprender mejor su geología.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *